Vimanas indias

© Álvaro Rendón Gómez • Porcuna Digital  9.2.2014

[Puede leerse también en: • http://www.porcunadigital.comhttp://www.montemayordigital.comhttp://www.montalban-digital.comhttp://www.baenadigital.comhttp://www.montilladigital.comhttp://www.doshermanasdiariodigital.com]

 

Escribir sobre las vimanas es hacerlo de uno de los grandes misterios de la antigua civilización India, donde parecen haber existido fantásticas naves espaciales que ni la gran tecnología moderna puede explicar. Vimana es el nombre mítico de un vehículo volador con métodos de propulsión inimaginables para la época en que fueron descritos.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

El descubrimiento de los textos en hindi que hablan de estas máquinas antigravitatorias es reciente, de 1908, localizado en la Biblioteca Rajakiya de sánscrito, en Baroda, con el título de Brihad Vimana Shastra, la gran escritura de las naves.

El texto es de G.R. Josyer, que lo transcribió al dictado del místico Subbaraya Shastry, que viajaba por la India escribiendo versos en sánscritos. En la traducción al inglés se agregaron ilustraciones de un dibujante técnico, T.K. Ellappa, en 1959.

Durante una conferencia de prensa, el propio Josyer mostró manuscritos de miles de años de antigüedad que hacían referencia a lo que había oído del profeta algunos años antes. Estos manuscritos antiguos eran tan increíbles que describían los secretos para construir aeroplanos irrompibles e ignífugos; cómo inmovilizar aeroplanos enemigos; cómo volverlos invisibles; cómo oír conversaciones y otros sonidos; los procedimientos para tomar fotografías (sí, fotografías) del interior de otras aeronaves; cómo descubrir la dirección desde donde proceden las aeronaves enemigas; provocar desmayos en los pilotos; o cómo destruir aeroplanos enemigos.

Dividido en capítulos, en el primero se menciona al piloto, sus conocimientos y entrenamiento para vocalizar correctamente determinados mantras o sonidos de poder. En el segundo y tercero se mencionan metales, espejos parabólicos para concentrar radiaciones solares y lentes para neutralizar tres clases de fuerzas destructivas.

En el cuarto capítulo se habla de las siete fuentes de energía que utilizan: fuego, tierra, aire, Sol, Luna, agua y cielo. En el quinto, se habla de motores o yantras de vórtice de mercurio. Estos motores utilizan vapores de mercurio en ebullición que describen una trayectoria helicoidal, lo que materializa un vórtice o remolino de configuración muy especial. Estos vapores se condensan y recuperan en circuito cerrado.

El funcionamiento, por tanto, es muy parecido al caduceo con dos serpientes enrolladas alrededor de una vara y una esfera con alas en su parte superior que, por cierto, se asemeja mucho al símbolo alquímico del mercurio.

Las antiguas máquinas voladoras han sido por mucho tiempo una tradición de varias culturas en todo el mundo. Entre los jeroglíficos sobre la pared de un templo egipcio de 3.000 años de antigüedad, en Abydos, hay representaciones de lo que parecen ser aviones modernos y helicópteros.

Discos de piedra acanalados encontrados en cuevas en la frontera chino-tibetana, dan cuenta de una raza extraterrestre llamada los Dropas, cuya nave espacial dicen que llegó a la Tierra hace 12.000 años. Los indios Hopi, que han habitado tres grandes colinas del norte de Arizona durante más de mil años, afirman que sus antepasados fueron visitados por seres venidos quizás de Orión que se desplazaban en escudos volantes, paatuwvota, y dominaban el arte de cortar y transportar enormes bloques de piedra. Estos extraterrestres le enseñaron a construir túneles e instalaciones subterráneas.

En una alocución ante las Naciones Unidas, Thomas Banyacya, del clan Hopi Coyot, dijo que el pueblo indio inventó muchas máquinas y comodidades de alta tecnología, algunas de las cuales no se han visto todavía en esta era.

No es la primera vez que hallamos civilizaciones que juzgamos como atrasadas o prehistóricas, que hablan de mundos anteriores al nuestro. Estos indios hopi afirman que, anterior al nuestro, hubo tres. El primero, sucumbió por el fuego, el segundo por el hielo y el tercero por el agua. Actualmente vivimos en el cuarto.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: