Primera carta al Alcalde de Sevilla

©Álvaro Rendón Gómez, mayo 2010

Excmo. Sr. alcalde de Sevilla: ¡Hágame caso! Para lo que sirven las señales de tráfico, mejor las vende como chatarra y arregla el desastre de presupuesto municipal. De paso, dígales a los ciclistas que el llevar dos ruedas no significa ir atropellando a los peatones por las aceras. Que no sabe usted lo qué son aceras… ¡Que a usted le gustan las bicicletas! Entonces, ¿por qué no va a trabajar en ellas y deja en la cochera el vehículo oficial que parece tener la bula para circular por donde el municipio que usted preside ha prohibido.
¿No era usted el que decía que “Sevilla para los ciudadanos”? ¡Pues, ahí lo tiene,  como ciudadano y como peatón exigimos pasear seguros por la acera! Ah, que no sabe qué es un peatón… Pues, mire usted, el peatón es ese señor imbécil que se cree las promesas de los políticos y que ve cómo sus impuestos lo despistan en levantar calicatas sin ton ni son, en comenzar obras faraónicas que, después de gastar diez veces el presupuesto de partida, aún están en los cimientos. Pásese, si no, por la Encarnación. ¡Ah, que le da vergüenza! ¡Cómo se conoce que usted no ha de saltar coches aparcados en las aceras para desplazarse por Sevilla, que no tiene que salvar bidones de basura o contenedores de obras!
Hágame caso, señor alcalde, quite las señales que nadie respeta, despeje las aceras y explíquele a los municipales que hay unas ordenanzas que ellos deben hacer cumplir. Tal vez así no se vea usted tan apurado económicamente, que no tenéis dinero ni para pipas… Y no lo digo con segundas.

-..-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s